Tel. +34 93 702 19 59 formaciopermanent@tecnocampus.cat

Aquest contingut està disponible també en: Català (Catalán)

Estás decidido/da. Harás un máster o un postgrado en tu especialidad. Quieres continuar creciendo. Pero el simple hecho de “cursar un máster o postgrado” no te hará crecer por sí mismo. Necesitas que este curso y este esfuerzo sean realmente adecuados a tus necesidades.

En este artículo te explicamos los aspectos principales que tienes que valorar a la hora de escoger tus estudios de postgrado.

Aspectos clave para escoger el plan de estudios perfecto

Intensidad/Disponibilidad

La primera cosa que tienes que valorar es que el curso que harás esté dentro de tus capacidades de tiempo y dedicación. Porque una cosa es el deseo de estudiar, y la otra la posibilidad real de hacerlo.

Un postgrado son entre 30 y 60 créditos ECTS (entre medio año y un año de durada) y un máster entre 60 y 120, y uno o dos años de duración. En el caso del máster, a más, el famoso TFM, el Trabajo de Fin de Máster. Esto significa que deberás de invertir horas y esfuerzos no solo en asistir a las clases, sino en estudiar y trabajar en casa.

Modalidad semi-presencial

Entre dos cursos iguales o equivalentes, el factor modalidad puede ser la diferencia que haga el máster factible o no. Las modalidades semi-presenciales y 100% online te permiten una flexibilidad que abre muchas puertas, siempre que seas una persona disciplinada capaz de trabajar a distancia bajo tu criterio.

De hecho, si dominas otros idiomas, existe la interesante posibilidad de realizar másteres y postgrados online de otros países, una experiencia enriquecedora que a más te proporcionará la visión de tu especialidad que se tiene en otros países.

Las materias

Considerados los aspectos más prácticos, es hora de analizar las materias del plan de estudios. Tú ya sabes lo que quieres. ¿Te lo proporcionan las materias impartidas? ¿Qué importancia y qué peso tiene cada una? ¿Son conocimientos que te ayudarán de forma práctica en tu profesión? ¿Tratan aspectos relevantes?

Cuando uno ve un título de máster o postgrado puede pensar que si se llaman igual explicarán lo mismo, pero puede haber muchas diferencias entre un plan de estudios y otro, y cuando uno sabe lo que quiere, sabe distinguir rápidamente un buen plan de estudios de otro menos útil.

El grado de especialización

El nivel de detalle que ofrece el máster o el postgrado será mejor o peor para ti según tus necesidades.

Por ejemplo, un profesional con diez o quince años de experiencia puede querer reciclarse y actualitzar sus conocimientos, y en este sentido un máster de carácter más general o multidisciplinario puede ser más correcto. O la misma persona puede decidir que quiere mejorar su formación especializándose, necesitando así un máster o un postgrado con un plan de estudios que vaya de acuerdo con el nicho escogido.

Un perfil diferente es el del estudiante que ha acabado la carrera y quiere prepararse para dedicarse a la investigación y realizar un doctorado. En este caso debería cursar un màster universitario.

Posibilidad de hacer prácticas

No todos los másteres ofrecen créditos de prácticas en su plan de estudios, ni todas las instituciones. Busca las universidades y los programas que los ofrezcan siempre que puedas.

Los créditos de prácticas son realmente interesantes por dos motivos: en primer lugar, proporcionan una experiencia práctica muy valiosa para el alumno, y ayudan a eliminar la barrera de “la experiencia” en futuros puestos de trabajo. En segundo lugar, proporcionan una oportunidad para demostrar tu valor, continuar en la empresa donde has hecho las prácticas, conseguir un contacto o recomendación por otro proceso laboral.

En cualquier caso, cuando la principal motivación para hacer el máster o postgrado es mejorar las posibilidades laborales, escoger uno en prácticas es muy recomendable.

Multilingüe

Entre un plan de estudios monolingüe y otro bilingüe o multilingüe, escoge siempre estos últimos.

El mercado hoy en día es global, y el conocimiento de idiomas es un factor de competitividad muy útil para ti, y muy valorado para las empresas. Hacer tu formación avanzada en diferentes idiomas no solo te da valor como profesional, sino que amplia tu nivel de conocimiento en el mercado global.

El plan de estudios no es, lógicamente, el único factor a la hora de escoger un máster o postgrado: el nivel del profesorado, las condiciones y ventajas de la universidad donde cursarás los estudios, o el mismo precio, son factores relevantes que tienes que tener presentes.

Pero no olvides que esta formación no la haces para tener un título adornando el CV, sino para mejorar y crecer profesionalmente. Y esto exige analizar a fondo el plan de estudios.

¡Con los puntos que te hemos dejado aquí ya tienes por dónde empezar!